El 18 habrá alteraciones en el suministro de agua en Las Vaguadas

El 18 de noviembre habrá alteraciones en el suministro de agua en la urbanización Las Vaguadas, debido a los trabajos de limpieza de los depósitos existentes en esa zona, según Aqualia, para optimizar las instalaciones y la garantía de calidad del agua que se consume. Esas alteraciones pueden ser bajadas de presión o suspensión temporal del suministro. Será desde las 7.00 hasta las 18.00 horas de la fecha indicada. Aqualia aconseja vigilar que no se dejen grifos abiertos para evitar pérdidas, y no utilizar electrodomésticos como lavadoras o lavavajillas para evitar averías.

Fuente de la noticia: El Periódico de Extremadura

Leer más ...

Educación traslada a dos niños del colegio Las Vaguadas por falsear datos

La consejería explica que cinco familias de la zona presentaron un recurso de alzada contra otras doce por fraude en el proceso de escolarización.

La pugna entre los padres por escolarizar a sus hijos en el colegio que desean puede llegar a límites insospechados. Año tras año la Delegación Provincial de Educación destapa casos de fraude en los documentos de empadronamiento o en la renta familiar para obtener más puntuación y hacerse así con una plaza en el centro en el que quieren matricular a sus pequeños. Se trata de un problema que suele registrarse en los espacios educativos más demandados de la ciudad.

El último episodio se ha vivido este mes en el colegio público de Infantil y Primaria Las Vaguadas, donde se han detectado tres situaciones de engaño. Las tres están relacionadas con la falsificación del domicilio en el que reside el menor escolarizado. Este hecho ha llevado a la Consejería de Educación a trasladar a dos alumnos de tres años matriculados en este centro. El proceso aún no ha concluido, ya que una de esas dos familias afectadas por la expulsión ha presentado una reclamación en la que solicita su readmisión. Ahora la Delegación Provincial de Educación está estudiando esta demanda.

El tercer escolar, también de tres años, no se ha visto perjudicado, ya que no logró acceder al colegio y estaba en la lista de espera.

Según han confirmado desde la Consejería de Educación a HOY, cinco familias de la zona escolar del colegio de Las Vaguadas presentaron en verano un recurso de alzada alegando que otras doce habían falseado los datos relativos al domicilio de los niños que estaban en pleno proceso de escolarización. Los acusaban de realizar trampas para obtener la puntuación necesaria que les permitiese conseguir una plaza en este centro educativo.

Hay que tener en cuenta que el cómputo varía según la ubicación de la casa en la que vive el alumno. Si se encuentra en la zona escolar del centro elegido se le asignan 8 puntos y si se localiza en un área limítrofe se le otorgan 5 puntos. Cuando la vivienda se sitúa en otra zona no se le dan puntos.

Para el presente curso 2015/2016, el colegio Las Vaguadas recibió 66 solicitudes de acceso para las 50 plazas que ofertaba. Desde que abrió sus puertas en 2011, este centro ha ido registrando cada vez una mayor demanda. Se encuentra en la zona D, agrupado con el colegio de Llera, Leopoldo Pastor Sito, San José de Calasanz y Nuestra Señora del Carmen (Maristas). Este último, junto con el de Las Vaguadas, son los que más tirón tienen en el área escolar al que pertenecen.

Ante las sospechas que transmitieron los padres, la Comisión de Escolarización de Primaria de la capital pacense recurrió a la Policía Local de Badajoz, que procedió a investigar los casos para verificar las reclamaciones. Tras realizar las pertinentes indagaciones, la Policía Local envió un informe a la Comisión de Escolarización en el que corroboraba el fraude en tres de los doce casos denunciados.

Con estos datos, se volvieron a calcular los puntos adjudicados a esos escolares. Con la nueva baremación, los dos pequeños que habían conseguido un sitio en el colegio pierden su plaza, mientras que el que está en lista de espera simplemente baja unos puestos.

A principios de este mes el colegio se puso en contacto con las familias implicadas para explicarles la nueva situación e informarles de que la matrícula de sus hijos debía ser dada de baja.

Desde la Consejería de Educación aclaran que la Administración regional atenderá la escolarización de los niños que han perdido su plaza. De hecho, la Delegación Provincial de Educación ha comunicado al colegio Las Vaguadas que los dos alumnos excluidos deben acudir a la Comisión de Escolarización para que se les asigne una plaza que quede vacante en otros centros si lo desean. Hay que tener en cuenta que la escolarización no es obligatoria para los niños de tres años.

Además, las dos plazas que han quedado libres en Las Vaguadas serán ocupadas por dos nuevos alumnos de la lista de espera.

Desde Educación aseguran que durante este curso escolar únicamente se han tramitado estas denuncias como recurso de alzada.

En condiciones normales, el fraude debería haber sido detectado por el propio colegio o la Consejería de Educación, pero los directores de centros consultados por HOY declaran que es materialmente imposible investigar todas las peticiones. En este sentido, argumentan que las solicitudes van acompañadas de documentación oficial relacionada con el empadronamiento o la renta familiar a la que se le da validez en las instituciones educativas durante el proceso de escolarización.

Vulneración de intereses

Sin embargo, cuando algunas familias que viven en la zona escolar consideran que sus derechos e intereses son vulnerados actúan contra otros padres que tratan de conseguir más puntos usando artimañas. «Nos dimos cuenta de que muchos solicitantes estaban empadronados en el domicilio de los abuelos o los tíos. Esto nos puso en alerta. Además, este tipo de trampas son muy conocidas porque son muy comunes y al final te acabas enterando», sostiene un familiar denunciante que prefiere no desvelar su identidad. «Si presentamos el recurso fue por la rabia e indignación que sentíamos», agrega.

En los últimos años se han registrado más situaciones de este tipo en Badajoz. En 2009 Educación quitó la plaza a nueve niños del colegio Sagrada Familia de Badajoz (las Josefinas) por falsear datos relativos a la domiciliación o la renta. Otro caso muy sonado fue el que tuvo lugar en los Salesianos en el curso 2006/2007, cuando una quincena de padres cuyos hijos no fueron admitidos en el centro denunciaron fraude en el empadronamiento de otros escolares que habían conseguido plaza. El conflicto llegó incluso a los juzgados.

¿Qué puntúa?

1. Familiares en el centro

  • 4 puntos: Por cada hermano matriculado.
  • 1 punto: Por padre/madre que trabaje en el centro.

2. Proximidad del domicilio

  • 8 puntos: Si el domicilio está en la zona de escolarización.
  • 5 puntos: Si la vivienda se encuentra en una zona limítrofe.
  • 0 puntos: Si el domicilio está en otras zonas.

3. Renta anual

  • 1 puntos: Si la renta es igual o inferior al Iprem.
  • 0,5 puntos: Si la renta es superior pero no supera el doble del Iprem.
  • 0 puntos: Si es el doble del Iprem.

4. Discapacidad igual o superior al 33%

  • 3 puntos: Si la sufre el alumno.
  • 2 puntos: Si la sufre el padre o la madre.
  • 1 punto: Si la sufre algún hermano del solicitante.

5. Familia numerosa

  • 1 punto: Por pertenencia a familia numerosa.

6. Enfermedad crónica

  • 1 punto: Si el alumno sufre una enfermedad crónica del sistema endocrino, digestivo o metabólico.

Fuente de la noticia: HOY

Leer más ...

Vuelve la afición a la repiona

Desde hace semanas recorre Extremadura para realizar exhibiciones y concursos en los que participan cientos de niños.

El campeón mundial Miguel Ángel Chávez ha puesto de moda el juego de la peonza.

La repiona ha regresado con fuerza a Badajoz. Tras muchos años casi ausente, los patios de colegio de la ciudad se han llenado durante las últimas semanas de un nuevo modelo de trompo -así lo llaman ahora- que está causando furor. Pero la nueva peonza no es ya de madera, sino que está fabricado en un material plástico que parece más resistente a los golpes.

El renacimiento de esta afición casi perdida tiene mucho que ver con Miguel Ángel Chávez Cinencio, un mexicano de 45 años que durante los últimos días no para de recorrer los principales parques de la ciudad para organizar concursos en los que se pone a prueba la habilidad de los niños.

Nacido en México D.F., este malabarista del trompo comenzó a practicar este juego cuando aún era un niño. Pero fue mucho después, con 20 años cumplidos, cuando empezó a dedicar tres horas diarias a entrenar. «Comencé a competir localmente en México y gané varios torneos básicos. A partir de ese momento empecé a tomar más calidad y destreza».

Su popularidad creció y un buen día puso sus ojos en él la empresa Trompos Cometa, que lo fichó para que compitiera con su equipo en los campeonatos que se celebraban en Costa Rica, Colombia, Nicaragua, El Salvador y otros países de Hispanoamérica.

Cuenta Miguel Ángel Chávez que eso le ha permitido viajar por toda América y también volar a Europa, donde tiene el encargo de recuperar un juego tradicional que en países como México sigue teniendo mucha aceptación. «La primera vez que estuve en España fuimos a un parque, pero estaba vacío. Alrededor había muchos edificios, pero no se veía ningún niño. Todo cambió cuando comenzamos a realizar las exhibiciones», cuenta.

En Badajoz también es frecuente escuchar a padres que bendicen el repión porque ha conseguido apartar de las videoconsolas y las tabletas a niños que llevaban años sin querer salir al parque. «Hace unos días me ha ocurrido con un chico que permanecía apartado. Le pregunté que por qué no se acercaba y me dijo que ninguno de los participantes era amigo suyo. Yo le dije que no importaba y cuando los demás vieron cómo tiraba el trompo, no paraban de preguntarle. A partir de ese día, tiene nuevos amigos».

Tres minutos sin caer

Miguel Ángel Chávez es consciente del poder de atracción del trompo, un sencillo juguete al que se le ha incorporado una punta giratoria para prolongar la duración del giro. «El normal aguanta unos 40 o 50 segundos, pero el que tiene doble rodamiento puede estar girando hasta tres minutos sin caer».

Eso permite realizar multitud de números que llevan nombres tan curiosos como 'el puente', 'el carrusel', 'el teleférico' o 'la serpiente'. «Para mí es sencillo este trabajo, básicamente consiste en pensar como un niño y divertirte con lo que haces. Me permite volver a ser niño otra vez».

Antes de viajar a España, este mexicano ha visitado países tan distintos como Hungría, Alemania e Inglaterra. Allí ha necesitado traductor, pero en su gira española se desenvuelve con soltura, lo mismo que le ocurre a Juan Espino, el otro mexicano especialista en trompos que lo acompaña en las exhibiciones que realizan estos días en Badajoz, Mérida, Cáceres, Don Benito y Villanueva de la Serena.

Feliz con lo que hace, Miguel Ángel Chávez tiene claro que cada uno debe hacer lo que mejor se le da. Y si en un principio pensó dedicar su vida a la arquitectura -dejó la carrera a medias porque la peonza le exigió dedicación plena-, ahora tiene claro que es el trompo lo que le permite vivir, conocer países y recuperar este juego tradicional. «A los niños les encanta lo que yo hago, pero en cada exhibición tengo que dejar que el trompo caiga al suelo alguna vez, porque si no piensan que puede estar trucado. Deben darse cuenta de que todos podemos fallar».

Estos últimos días, Chávez ha organizado exhibiciones en Las Vaguadas, Pardaleras, San Fernando y en la plaza de Conquistadores, pero todavía tiene pendientes varios campeonatos en los que repetirá sus mejores números antes de abandonar Extremadura.

Fuente de la noticia: HOY

Leer más ...

Los coches y las aceras preocupan en el entorno del colegio de Las Vaguadas

Quienes viven en la zona consideran que debe reforzarse la seguridad y los padres de los escolares apoyan la idea, aunque consideran que es una cuestión vecinal.

A mayor seguridad, más tranquilidad para los vecinos y para los padres de los niños del colegio de Las Vaguadas. Eso es lo que piensan quienes viven cerca de este centro, que reclaman más protección en el entorno de esta institución educativa.

Uno de los principales problemas que registra la zona es la gran cantidad de coches que pasan por la avenida Parque de las Cañadas y la velocidad a la que circulan. Esta carretera, que conecta La Banasta con Las Vaguadas, se ha convertido en una vía muy transitada para llegar desde el centro de Badajoz a este barrio situado en la periferia. Por este camino se acorta el trayecto y se llega antes. El inconveniente, señalan los vecinos, es que la mayoría de los vehículos que la usan lo hacen a más velocidad de la permitida.

Fuente de la noticia: HOY

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Log In

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?